¿Cómo tributan los préstamos?

06May

¿Cómo tributan los préstamos?

Solemos preguntarnos si hay que pagar impuestos cuando una persona física o empresa nos concede un préstamo. Debemos saber que cuando quien presta el dinero es un particular, la constitución del préstamo es una operación sujeta al Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales en aplicación del (art. 7.1.B de la Ley de ITP), mientras que si el préstamo es concedido por una empresa en el ejercicio de su actividad, la operación estará sujeta al Impuesto sobre el Valor Añadido (art. 11.Dos.12º de la LIVA).

 

Ahora bien según el artículo 45.I.B.15) de la Ley ITP, los préstamos realizados por particulares estarán exentos, al igual que indica la ley de IVA en su artículo 20. Uno. 18º c) en el que se dice que estará exenta la concesión de créditos y préstamos en dinero de manera que, reconociendo esta operación como una prestación de servicios sujeta a IVA, la deja exenta del impuesto.

 

Deducimos entonces que las concesiones de créditos o préstamos, ya sea por un particular o por un empresario o profesional, estarán exentas de imposición indirecta (ITP o IVA).

 

No obstante, las operaciones sujetas la modalidad de Transmisiones Patrimoniales Onerosas del ITP y AJD, y pese a la exención, la persona que recibe el préstamo (prestatario) deberán cumplir con su obligación de presentar la declaración del impuesto en la que se alegará la exención.

 

Este punto es importante, puesto en el caso de que no se declaren los préstamos, el dinero recibido puede tener la calificación de donación si se presume que ha sido entregado con ánimo de liberalidad, es decir, sin esperar su devolución, por lo que quedaría sujeta al Impuesto de Sucesiones y Donaciones, con lo que se estaría incurriendo en un riesgo fiscal innecesario de trascendencia económica para los intervinientes.

 

La afirmación de que las concesiones de créditos o préstamos estarán exentas de imposición indirecta, cambia cuando los préstamos son garantizados mediante derechos reales como pueda ser una hipoteca.

 

El artículo 15 de la Ley de ITP, se establece que la constitución de las fianzas y de los derechos reales de hipoteca, prenda y anticresis, en garantía de un préstamo, tributarán exclusivamente por el concepto de préstamo, por lo que si la garantía que se constituye en el préstamo, también ésta estará exenta del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales, aunque la condición es que la constitución de la garantía sea simultánea a la del préstamo, o que en la constitución de este, se prevea la posterior constitución de la garantía (artículo 25 Reglamento ITP).

 

De la misma forma en la Ley del IVA, en el artículo 20.Uno.18º. f), también se deja exenta la aportación de garantías en la constitución de préstamos.

 

En definitiva, tanto la concesión del préstamo como la constitución de una garantía simultánea al mismo estarán exentas del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y del Impuesto sobre el Valor Añadido ya sean particulares o empresas quienes lo realicen. Sin embargo, la exención en IVA no se ve limitada por la simultaneidad de la concesión del préstamo con la constitución de la garantía quedando totalmente exenta en cualquier caso.

 

Por tanto para el caso en que no se diera la citada simultaneidad o previsión, habría que estar a la condición del prestatario para determinar la tributación de la garantía.

 

Si quien recibe el préstamo (el prestatario) fuera un particular, la constitución de la garantía tributaría por Actos Jurídicos Documentados (AJD) (artículo 11.1.b) y si fuera un empresario o profesional, estaría sujeta a IVA aunque exenta y además, aquellas garantías documentadas notarialmente e inscribibles como la hipoteca estarían sujetas a la modalidad de Actos Jurídicos Documentados (AJD) y su tributación dependerá del tipo impositivo que aplique cada Comunidad Autónoma al ser un tributo cedido a las mismas.

 

Cuando quien constituye el préstamo es un empresario o profesional nos encontramos ante una operación sujeta a IVA, aunque exenta y no sujeta a TPO, de tal manera que si el contrato se documenta notarialmente, habrá que analizar su tributación por el gravamen de AJD, que recae sobre las primeras copias de escrituras, que tengan por objeto cantidad o cosa valuable y que contengan contratos inscribibles en los Registros de la Propiedad.

 

En resumen y para contestar a la pregunta sobre la posible tributación de la constitución de un préstamo concluimos que solo tributarán cuando se constituya una garantía no simultánea a la concesión del préstamo por ITP y cuando la garantía sea inscribible, en cuyo caso tributara por Actos Jurídicos Documentados.

  • footer_logo
  •   C/ Avellanas, 22 46003 Valencia (España)
  •   96 392 05 27
  •   96 392 05 27

Boletín de noticias


Suscribase a nuestro servicio gratuito de noticias introduciendo su dirección de correo electrónico.
Joomla Extensions powered by Joobi