Declaración de la renta y Clausulas Suelo

20May

Declaración de la renta y Clausulas Suelo

El 9 de Mayo de 2013 el Tribunal Supremo dictó sentencia, creando en ese momento jurisprudencia y condenando a determinadas entidades financieras a eliminar a partir de entonces las cláusulas suelo de sus contratos hipotecarios. Ahondando en este tema el Tribunal de Justicia de la Unión Europea tiene prevista en este controvertido tema, su sentencia para julio de 2016 y todo apunta a que los ciudadanos afectados por estas cláusulas habrán de ser reintegrados por las cantidades cobradas en exceso sin limitación temporal.

 

Algunas entidades financieras han llegado a acuerdos con sus clientes, para devolver determinadas cantidades de dinero, no siendo siempre el motivo de la devolución el aquí contemplado.

 

Estos movimientos de liquidez entre las entidades financieras y los clientes afectados pueden tener diversas implicaciones en las declaraciones de la renta que realicemos en el futuro.

 

En primer lugar las cantidades devueltas a los clientes por la aplicación de las clausulas suelo no deben ser declaradas como rendimientos por los contribuyentes puesto que en su momento ya se declararon como tales en la declaración correspondiente.

 

En cuanto a los beneficios fiscales obtenidos por la deducción en vivienda habitual tendremos varias posibilidades. Así pues, si el contribuyente no se aplicó estos beneficios en su IRPF, no tendremos mayores implicaciones en la declaración de la renta al reconocerse este dinero como una devolución. En cambio si el contribuyente aplicó deducción de vivienda en su declaración de IRPF, esta devolución de dinero tendrá efectos en su declaración.

 

En otro caso puede ser que el contribuyente se haya deducido los intereses del préstamo hipotecario al calcular su rendimiento del capital inmobiliario por el alquiler del inmueble o bien como gastos en la determinación del rendimiento neto de actividades económicas. En esta situación estos gastos imputados de los que hemos obtenido devolución de cantidades, no tendrán consideración de gasto deducible en el ejercicio al que hagan referencia.

 

Como consecuencia de esta devolución y según lo explicado anteriormente, el pago a hacienda por la devolución de la entidad financiera dependerá de cada caso, que tendrá que estudiarse, ya que el reintegro de cantidades deberá realizarse mediante declaraciones complementarias de los ejercicios pasados que se vean afectados por la devolución de las cantidades (en principio a fecha de hoy 2013-2014-2015) siempre que la hacienda pública haya sufrido un perjuicio económico consecuencia de una liquidación anterior, mientras que si no ha sufrido perjuicio económico deberíamos hacer una rectificación de la declaración que corresponda, aunque la administracion en estos casos no perderá el tiempo en revisar de oficio las declaraciones.

 

Ahora bien si las cantidades que las entidades bancarias tuvieran la consideración de indemnizatorias por el perjuicio ocasionado, estas estaría exentas de tributación.

 

Recordar que actualmente el período de prescripción del Impuesto es de cuatro años y las cantidades reintegradas de ejercicio anteriores a estos cuatro años estarían prescritas.

 

También podría ocurrir que la administracion se posicionase de forma aclaratoria sobre este tema una vez se tenga la sentencia de julio de 2016, tal como ha hecho en otras ocasiones, e implemente un sistema alternativo o especial al aquí explicado para la regularización de estas cantidades.

 



  • footer_logo
  •   C/ Avellanas, 22 46003 Valencia (España)
  •   96 392 05 27
  •   96 392 05 27

Boletín de noticias


Suscribase a nuestro servicio gratuito de noticias introduciendo su dirección de correo electrónico.
Joomla Extensions powered by Joobi